Pablasso

El internet llegó a México en el 2009

April 02, 2010

Un par de años antes del 2000 fue cuando aprendí que todo eso del internet servía para algo más que para saber el final de Dragon Ball Z antes que tus amigos o para bajar juegos de SCUMM. Me di cuenta que podía aprender cosas sin necesidad de ir a molestar al vecino que sabía de computadoras, podía bajar montones de programas —shareware, pero gratis al fin— para hacer mezclas de video de las tardes en que jugaba basquet con los amigos, pretender ser un DJ mezclando música que bajaba gratis de Napster o echar a perder mi disco duro pretendiendo instalar Linux.

Al final intente crear páginas web y me encontré con que había montones de gente dispuesta a ayudarte por el simple gusto de hacerlo. Gente que tenía los mismos intereses que tu. Pero la “gente del internet” era muy diferente en esos entonces a como es ahora. Entonces todo mundo evadía como la peste a mostrar su identidad, nada de datos personales, nada de nombres reales y sobre todo nada de fotos. Era la época de los foros.

Internet en el 2000: ¡Pierde el primero que muestre la cara!

Para la “gente normal” el internet significaba lo mismo que “mensajería instantánea”, el internet verdadero era solo para nerds. Después de esto llegaron los blogs y de repente se volvió aceptable hacer públicos tus datos, contar tu vida y ponerle una cara a lo que hacías. Pero de nuevo, y por lo menos en México, esto seguía siendo solo un mundo de nerds.

Durante años uno podía hablar pestes de la gente en la web y todo quedaba en el limbo; quejas del trabajo, del vecino, del maestro, de tu perro, de todo.

Lo que es ahora

Pudo haber sido mucho antes en otros países, pero el 2009 fue el año en que esto cambió para mi. Ahora resultaba que no solo los techies seguían lo que publicaba en la web. Ya me topaba con “Fulanito”, el vecino, haciéndome plática sobre algo que dije ayer en Twitter, “Pepito” el de la escuela reclamándome un “articulo de mi página web” y “Juanito” delatándome ante Facebook y todo el mundo sobre lo que hice el fin de semana pasado.

De repente ya te encuentras con que vecinos, amigos y familiares todos pueden estar pendientes de lo que escribes. Y eso se siente raro. Raro del tipo auto-censurador.

¿Pero saben que? esto muy bueno para los que vivimos de hacer negocios en internet, esto significa que la gente se esta acostumbrando a comprar algo más que boletos de cine y baratijas en Mercado Libre.

Ya llego el usuario casual a internet y eso quiere decir que es el momento para que los auto-nombrados “emprendedores” por fin levanten sus negocios. Y ya era hora.


Juan Pablo OrtizWritten by Juan Pablo Ortiz who lives and works in Guadalajara, Mexico. You should follow him on Twitter