¡Orden por favor!

En ocasiones me vuelvo loco un dato en Gmail, al final resulta que en realidad lo que buscaba era un SMS. Cuando busco un SMS, resulta que lo que buscaba era un mensaje en Twitter. Cuando busco un mensaje en Twitter, resulta que lo que buscaba era una nota en The Hit List. Cuando busco en The Hit List, resulta que lo que buscaba lo tenía anotado en la libreta que esta a mi lado.

Que triste.